El Programa de Soluciones Costeras en la XII Feria de Aves Sudamericana 

Por: Daniela Ruz & Eliana Montenegro

– La iniciativa de turismo sustentable comunitario en La Segua, Ecuador, fue seleccionada como una de las cinco mejores muestras comerciales y resultaron ganadores de un lugar en la Feria de Aves Global en Rutland, Reino Unido.

El pasado mes de octubre, el Programa de Soluciones Costeras fue parte de la XII Feria de Aves Sudamericana, junto a las becarias Daniela Ruz de Chile y Eliana Montenegro de Ecuador. Este encuentro anual se celebró en Mindo, Ecuador, uno de los sitios más diversos para las aves en el mundo y una sede espectacular para la feria de aves y aviturismo más importante del continente. Este evento internacional atrae tanto a aficionados como a investigadores de las aves, así como también a organizaciones ambientales, proyectos comunitarios, y al sector turístico, con una gran diversidad de expertos nacionales e internacionales invitados para dar conferencias magistrales, charlas y talleres especializados. Los visitantes participaron en una serie de foros, simposios y actividades de intercambio con otros profesionales de la región y del mundo. Esto incluyó también una feria informativa comercial, con muestras de turismo, equipos, libros, guías de aves, y mucho más. Este año contó con la participación de más de 2000 personas de muchos países de América Latina, Norte América e incluso Europa, y dónde las becarias Daniela y Eliana participaron con sus respectivos proyectos.

Daniela Ruz, becaria del 2023, participó en la feria comercial con una muestra informativa de su proyecto “Turismo Sustentable Comunitario: Estrategia para la conservación de aves playeras en 3 sitios del sur de Chile”. En el evento la acompañaron valiosos colaboradores de su proyecto, incluyendo a su equipo de Fundación Conservación Marina (FCM), Camilo Navarro, representante del gobierno local de Maullín, y Moisés Barrientos y Miriam Solar del emprendimiento “Aviturismo Maullín Expediciones”, ambos miembros de la comuna de Maullín.

El sistema de humedales formado por el río Maullín cuenta con una fascinante diversidad, ideal para miles de aves acuáticas, varias de ellas migratorias boreales. El año 2016, cinco humedales ubicados en la zona baja del río fueron reconocidos como sitios prioritarios por su importancia para las aves migratorias, e incorporados dentro de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). Debido a su importancia para la conservación de la biodiversidad, en el 2022 también fue oficialmente decretado ‘Santuario de la Naturaleza’, una figura de protección legal del Estado de Chile. Dentro de sus objetos de conservación se encuentra la comunidad de aves playeras y también al flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis), ambos fuertes atractivos turísticos, especialmente para los observadores de aves, fotógrafos y amantes de la naturaleza que buscan disfrutar su entorno natural.

Daniela y su equipo compartieron las actividades ejecutadas y los resultados preliminares de su proyecto, incluyendo sus experiencias en las capacitaciones entregadas a operadores de aviturismo y el desarrollo de políticas públicas locales, que son parte fundamental de sus esfuerzos para disminuir las perturbaciones causadas por las prácticas irregulares de turismo.

Otro de los puntos fuertes del proyecto de Daniela es el involucramiento comunitario con enfoque en operadores de turismo sustentable, por lo que, junto con la FCM, entregaron una beca al emprendimiento “Aviturismo Maullín Expediciones” para participar en la Feria por ser actores clave y precursores del turismo sustentable en Maullín. Moisés Barrientos y Miriam Solar actuaron en representación de los operadores de turismo local con el objetivo de fortalecer las capacidades generadas producto del intercambio, generar redes y experiencia, promocionar a Maullín como destino sustentable de aviturismo, y compartir el conocimiento adquirido en su territorio. 

Durante su viaje a Ecuador, Daniela también tuvo la oportunidad de colaborar con Paola Villalba, directora de Turismo para la Fundación Jocotoco, en Ecuador, como parte de su desarrollo profesional. Daniela, junto con el colaborador del gobierno local de Maullín, Camilo Navarro, visitaron varias instalaciones de la Fundación Jocotoco y la empresa Jocotours en tres de sus reservas: Chakana, Yanacocha y Canandé, ubicadas en distintas esquinas del Ecuador. Esta experiencia ayudó a fortalecer sus conocimientos de la estructura, infraestructura, facilitación, logística y coordinación de la oferta turística, enfocada en el aviturismo y el turismo sustentable, pero, sobre todo, la necesidad de incrementar implementación de acciones de conservación por medio del turismo sustentable. 

Tanto Daniela como Eliana se han visto beneficiadas por la colaboración con Paola Villalba y Jocotours en el desarrollo de planes de turismo de sus proyectos. Eliana y Enrique Fornasini, becarios del 2021 y 2023, respectivamente, ambos de Ecuador, trabajan con Paola como una de sus colaboradoras principales en sus proyectos de Soluciones Costeras en La Segua, Ecuador. Eliana participó en la Feria de Aves junto a Birdlife International, con quien trabaja desde el año 2021, para celebrar el lanzamiento de un plan de inversión para la conservación de aves residentes y migratorias del Chocó-Andes Noroccidental Ecuatoriano. Eliana también participó en la feria con la iniciativa del ‘Humedal La Segua’, su proyecto de Soluciones Costeras, presentando la oferta turística y los planes de conservación que existen en el sitio. 

El humedal La Segua es una enorme laguna, que a primera vista da la sensación de llegar al mar, pero es en realidad un estuario de agua dulce con una extensión de más de 1700 hectáreas, formado en la confluencia de los ríos Carrizal y Chone en la provincia de Manabí, Ecuador. Forma parte del biocorredor del Estuario del Río Chone, que conecta a La Segua con las islas Corazón y Fragatas en su salida hacía el Océano Pacífico. El sitio es muy reconocido por avistadores de aves por su gran diversidad de aves acuáticas y aves playeras migratorias.

Desde el año 2021, gracias al Programa de Soluciones Costeras, Eliana tuvo la oportunidad de trabajar en el sitio para comprender su compleja dinámica social y ambiental. A pesar de haber obtenido reconocimientos internacionales, como la designación como Humedal de Importancia Internacional (Sitio Ramsar) el Humedal La Segua aún carece de la adecuada protección gubernamental y no forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. 

El proyecto de Eliana se socializó como un proyecto semilla que cosecharía resultados en el futuro. A dos años desde que inició el proyecto se empiezan a observar los resultados, incluyendo capacitaciones a la asociación de guías turísticos de La Segua en temas de ornitología y conservación, restauración de hábitats por medio de intervenciones paisajísticas, y monitoreos de aves para actualización de líneas base.  También se han concretado contratos de servidumbres ecológica con el sector camaronero, con lo que se han establecido acuerdos con los productores artesanales de camarón para garantizar el uso como hábitat para aves playeras de ciertos estanques durante los meses de migración de estas especies, ya que son hábitats adecuados para su descanso y alimentación.  A cambio, los productores son parte de actividades económicas alternativas en aviturismo durante esos meses sin producción.

La semilla inicial continúa creciendo hoy en día junto al proyecto del becario de año 2023, Enrique Fornasini, quien fue colaborador de Eliana y hoy trabaja junto a Paola para incrementar la capacidad turística en La Segua. El sitio presenta un gran potencial de ser expandido como destino turístico nacional e internacional, al ya contar con una asociación de guías locales autónoma que trabajan ofertando el turismo en el sitio, y con un sendero de acceso conocido como el ‘Sendero Los Caimanes’, nombrado en honor a otra de las especies nativas y recuperadas en el humedal. Los visitantes pueden disfrutar de una amplia gama de atractivos, que incluyen paseos en bote y caminatas, además de experimentar un entorno cultural y gastronómico único. Estas experiencias se complementan con la oportunidad de avistar más de 150 especies de aves, tanto acuáticas como terrestres. El humedal también está estratégicamente conectado a playas muy atractivas y populares entre los turistas nacionales, ofreciendo una alternativa novedosa más allá de las tradicionales. Si bien el lugar aún no forma parte de las rutas turísticas internacionales establecidas, con el apoyo adecuado de las autoridades locales, existe el potencial de expandirse y consolidarse como un atractivo de gran importancia para la provincia y el país. 

Los actores claves en este proyecto, participación y entusiasmo ha permitido crecer a La Segua dentro del ámbito turístico y comunitario. Teresa Mendoza -propietaria del espacio donde se asienta el ‘Sendero Los Caimanes’ ha aportado de manera inigualable al desarrollo de los proyectos. Su interés por la conservación del sitio la ha llevado a ser la primera en firmar un acuerdo de servidumbre ecológica con uno de sus estanques de camarón; y ayudó inmensurablemente al acercamiento social con otros miembros de la comunidad. También se ha dedicado a aprender a identificar aves y trabajar en conocer más acerca de su ecología y conservación. Así, Teresa se ha consolidado en la mejor identificadora de aves playeras migratorias en el humedal. Del mismo modo, Juan Carlos Cevallos, presidente de la Asociación de Guías de La Segua, un líder en la gestión del sitio, es otro actor importante quien ha llevado algunos proyectos al lugar. Entre ellas, la construcción de infraestructura turística apoyada por USAID en el año 2010, realizada bajo su gestión como presidente de la asociación. Es importante también reconocer la participación de María Auxiliadora Corral y Verónica García, dos mujeres guías cuya participación y apoyo en las varias actividades del proyecto, ha sido determinante para el cumplimiento de los objetivos. 

La iniciativa que Enrique está liderando está dando continuidad a las actividades que surgieron del proyecto anterior, como son los monitoreos de aves y las servidumbres ecológicas, pero junto a Paola, también se explorará a mayor profundidad el tema de ecoturismo como una alternativa económica para los habitantes locales. Un primer avance de este nuevo proyecto fue brindar el apoyo a Teresa y Juan Carlos para participar en esta XII Feria de Aves Sudamericana. La participación del ‘Humedal La Segua’ como muestra comercial, fue destacada dentro de la feria gracias a que las actividades se enfocan en el turismo y la conservación. Este esfuerzo dio grandes frutos, ya que esta iniciativa fue seleccionada entre una de las cinco mejores muestras comerciales de la Feria Sudamericana y fueron ganadores de un lugar en la Feria de Aves Global (Global BirdFair) en Rutland, Reino Unido, en el 2024. Indudablemente, esto es un gran comienzo para posicionar a La Segua en el mercado internacional de turismo de aves, y una oportunidad para incrementar el interés de la comunidad en el desarrollo del sitio en armonía con el entorno natural. 

La XII Feria Sudamericana de Aves fue una oportunidad única para que los becarios del Programa de Soluciones Costeras y sus colaboradores pudieran adquirir experiencias y conocimientos para fortalecer el desarrollo de sus proyectos, ampliando y fortaleciendo sus redes de trabajo. Al mismo tiempo, este evento permitió un mayor alcance de sus iniciativas de turismo sustentable con una audiencia internacional, lo que les ha permitido sentar las bases para un éxito hacia el futuro.