“Queremos Sal, Queremos Aves Playeras”

Por: CSFellow23 Julia Salazar

El pasado 8 de septiembre en San Lorenzo, Honduras, se realizó el primer taller “Soy Salinero y Apoyo la Conservación», un producto de mi proyecto de Soluciones Costeras “Honduras: Integrando producción de sal y conservación de aves playeras en el Golfo de Fonseca”. Este taller se realizó con el apoyo de la Asociación Nacional de Salineros de Honduras (ASOPHORSALH), Juan Martin Bermúdez, Director de El Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera (SALARTE) de España, y miembros de la iniciativa Sal para la Conservación, así como nuestros colaboradores Tania Erazo, Jorge Luis Palma e Isadora Martínez Angarita, mentora, subdirectora de la Oficina Ejecutiva de WHSRN/MANOMET y Coordinadora de AMBI Américas.

“Queremos sal, queremos aves playeras” fue el llamado de los 30 productores de sal de que asistieron al evento, incluyendo a los productores artesanales de San Lorenzo y de Choluteca, en el Pacífico hondureño. Además, contamos con la participación del presidente de la ASOPROSALH, el señor Marcio Molina y 6 mujeres productoras dentro del rubro.

Este evento marca el inicio del proyecto que se va a desarrollar en las fincas salineras de la Bahía de San Lorenzo. El taller fue enfocado en dar a conocer a los productores la importancia de las fincas salineras para las aves playeras y otras especies de fauna que utilizan estos sitios productivos. Adicionalmente queríamos obtener información para conocer cómo funcionan las fincas salineras en Honduras; la percepción de los productores sobre el conocimiento que tienen con respecto a las aves migratorias, las necesidades y problemáticas que enfrenta el rubro, e identificar con ellos los beneficios que desearían obtener de la implementación de este proyecto.

El taller se dividió en 4 componentes principales: posicionar a las salineras hondureñas dentro del contexto de las salineras a nivel mundial; conocer acerca de las salineras artesanales de Honduras; presentar el tema de las aves playeras y su relación con las fincas salineras; y finalizamos con los beneficios que los productores visualizan como productos de este proyecto, tanto para ellos como para el rubro salinero en general. Los participantes mencionaron la necesidad de contar con un mapa de su finca y de toda la extensión de la producción salinera en Honduras. Compartieron también su interés en comprender como las aves playeras se benefician de las fincas salineras. Durante el evento se realizaron varias dinámicas de grupo con el fin de integrar y a los productores en los procesos de conservación.

Nuestro colaborador Juan Martin Bermúdez director del El Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera de la organización SALARTE, envió un cálido saludo a los productores hondureños y compartió con el grupo su conocimiento y experiencia en la restauración de las salinas en la Bahía de Cádiz en España. SALARTE es una organización española, sin fines de lucro fundada en el año 2012 con el objetivo de recuperar, gestionar y poner en valor la marisma salinera. Trabaja para demostrar que la gestión sostenible de la marisma genera beneficios sociales y económicos, potencia la biodiversidad y refuerza el vínculo de las personas con el entorno, desarrollando proyectos como  “Iniciativa de la Salinas” financiado por la Fundación MAVA a través de BirdLife International, para realizar trabajos de restauración de salinas del Parque Natural Bahía de Cádiz. SALARTE es un ejemplo claro de como la producción salinera cuenta con valor cultural, económico y ambiental y es un modelo que se podría replicar en otros países con producción de sal artesanal.

Uno de los objetivos alcanzados durante el taller fue el que los productores identificaron varias necesidades y problemáticas, como el tema de cambio climático y sus impactos en la producción de sal artesanal. Actualmente, es muy difícil planificar una temporada de producción ya que los fenómenos naturales, que incrementan las lluvias en la zona, son cada vez más comunes y esto afecta las temporadas productivas. Para la producción de sal artesanal, es necesario contar con condiciones secas y altas temperaturas para poder obtener este preciado mineral.

Compartir estas inquietudes los hizo sentir identificados con otros miembros del gremio, y su vez comprender la importancia de implementar prácticas y procesos sostenibles para la producción de sal, que sean compatibles con el medio ambiente. Mostraron interés en las iniciativas de turismo que se han realizado en otros países para sitios productores de sal y visualizan un futuro similar para Honduras.

Como siguientes pasos, realizaremos otros talleres con los productores, enfocados en incrementar sus conocimientos en la importancia de los ecosistemas del Golfo de Fonseca en Honduras y las condiciones naturales que permiten la producción de sal en esta parte del país, además de potenciar el capital turístico de la zona con el monitoreo y avistamiento de aves.

Honduras está dando pasos positivos en la conservación de las aves playeras y de otras especies que utilizan los sitios productivos en el Pacifico hondureño. Sin embargo, lo más valioso de este proceso, es que lo estamos realizando de la mano de los productores desde un inicio. Productores, colegas y colaboradores están dispuestos a compartir sus conocimientos y participar activamente en dar a conocer la importancia de la producción salinera artesanal en Honduras, tanto para la comunidad local de San Lorenzo, como para las aves playeras que utilizan el Golfo de Fonseca durante sus viajes migratorios.