Jonathan Vargas

Mitigación del disturbio sobre aves playeras migratorias en el sitio RHRAP, Bahía de Todos Santos

Sitio del Proyecto: Ensenada, Baja California, México
Sector: Conservación
Máximo grado alcanzado: Maestría en Ciencias Marinas y Costeras
Tipo de proyecto: Aplicado

Jonathan es un biólogo mexicano, conservacionista y experto en aves playeras. Se encuentra basado en Terra Peninsular – una ONG ambiental enfocada en la conservación de la biodiversidad de la península de Baja California. Jonathan ha sido líder en la conservación de la Bahía de Todos Santos, en la costa del Pacífico de Baja California, en donde inició un proyecto de monitoreo de aves playeras que ha logrado el reconocimiento de la bahía como un sitio de importancia regional para las aves acuáticas migratorias.

A pesar de ser un sitio de importancia para las aves, la ciudad de Ensenada – una zona urbana en crecimiento y con medio millón de habitantes – amenaza la integridad de la bahía. El crecimiento urbano está incrementando la presión en la playa y el estero, que es usado por el Playero Rojizo – un migrante de larga distancia – y el Chorlito Nevado – un playero críticamente amenazado – para alimentarse y reproducirse respectivamente. Las actividades recreativas sin control, como el uso de vehículos todo terreno y la presencia de mascotas sin correa, intensifican las amenazas para las aves playeras, mientras que los proyectos de desarrollo de gran escala y las plantas desalinizadores están fragmentando la línea de costa, quebrantando el frágil balance de este ecosistema.

En respuesta a estas amenazas, Jonathan continuará con el programa de monitoreo en la bahía para identificar áreas críticas de anidación para especies claves, y en colaboración con planificadores y arquitectos, trabajará en la creación de zonas de protección para aves playeras anidantes, así como infraestructura verde para reducir la presión antropogénica en hábitats sensibles. En conjunto con un equipo legal y dependencias de gobierno, Jonathan va a trabajar en crear los instrumentos regulatorios que puedan integrarse a los planes locales de desarrollo y a las políticas públicas. Con el apoyo de Terra Peninsular, también iniciará una poderosa campaña de comunicación y educación para involucrar a los principales usuarios de la playa y lograr acuerdos con el sector privado que permitan adoptar mejores prácticas para la zona costera. Con estas actividades, Jonathan confía en que se podrá reducir significativamente el disturbio y las actividades no sustentables que amenazan a la zona costera.